04 junio 2005

Trastienda

No, no me había ido, es que estaba al fondo, al otro lado del blog. Entre una cosa y otra todavía no había terminado de instalarme. Ya he desembalado las últimas cajas, inspeccionado los rincones y, poco a poco, este lugar va resultando más habitable: ahora, a la izquierda, ya no pone "previous post", sino "textos anteriores"; y donde antes se leía "archives" ahora dice "archivo". Pero lo que realmente me ha dejado tranquilo es que cuando termino de escribir ya no pone eso de "posted by emejota" que, la verdad, me resultaba de lo más inquietante, como si mis palabras hubieran sido dichas por otro.

Cuando he terminado estos cambios me he dado cuenta de que se me han quedado en la mano unos trocitos de código html ¡Incluso llevo uno pegado a la suela del zapato!. Eso me pasa por toquitear por mi cuenta lo que no debo. Voy a escribirle a mi amiga Patricia, que sabe mucho de html porque hace páginas web y además tiene un osito de peluche que no tiene miedo por las noches a las gemelas de "El Resplandor", para ver qué hago con él o dónde lo pongo, no vaya a ser que ahora el blog se vea todo borroso a algo parecido.

He puesto las fotografías a mano -que las voy a necesitar- y he hecho sitio para las historias que vengan. Creo que habrá espacio suficiente. Y lo demás que espere, oye, que lo fundamental ya está hecho y ahora hay que descansar un poco.

Hoy sopla un viento muy agradable y, aunque ya me ha tocado ver a la primera niña vestida de comunión por la calle, el sábado es armonioso y azul.

1 Comments:

Blogger Rachel said...

La verdad es que esto está mucho más acogedor y ahora que estoy tecleando estas letras seguro q lo cuelgo en ese rinconcito de ahí que me ha gustado y se desbarajusta todo. Bueno yo voy a intentarlo, a ver si con un poco de suerte no rompo nada.
Que suerte lo del osito de peluche de Patricia. A mí, más que las gemelas me aterra el inmenso pasillo, el no saber que va a aparecer en la siguiente esquina, el ruido de las ruedas (ahora sí, ahora no, ahora sí , ahora no...)
Pero no importa. En momentos así cierro mi fuerte los ojos, me agarro a mi Idefix y todo vuelve a la calma. Me gusta tu rincón, me siento en zapatillas de casa.
Además te quería devolver esos trocitos de código html q se te han caído en la escalera. Me los ha dado tu vecina. me ha dicho: "Toma, para José"

Buttercup

11:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home