02 agosto 2005

Aparición

Los fantasmas existen.
He visto materializarse uno a plena luz del día entre las personas que transitaban la acera.
Tal como afirma la creencia popular, su presencia provoca una sensación de frío intenso.
Llevan camiseta azul.
Y los años los adelgazan.


7 Comments:

Blogger Rachel said...

¿Es que acaso dudaste alguna vez de su existencia? Los fantasmas siempre están ahí, sólo que a veces no somos capaces de verlos con claridad. Todas esas noches en las que notamos que alguien nos mira, un cosquilleo en la mano, un sobresalto... Nos miran ( como en la película de Amenabar) tal vez sin entender lo que ocurre en realidad.
Otras veces los creamos nosotros. Lo que no me gusta es la imagen tétrica, gris, persecutoria...
Este va a ser el primer capítulo de mi blogg si logro entender cómo demonios va

5:09 p. m.  
Blogger José A. Peig-El múltiple said...

Yo una vez tuve un duende en el armario. Hasta que un buen dia... se esfumó...XDDDDDDDDDDDDD

Saludos

8:01 p. m.  
Blogger Diana Carolina said...

En algún lado debe habitar el alma cuando no tiene cuerpo que la resguarde, independientemente de que reencarne en un ser semejante, o de otra especie, o no lo haga nunca, en algún lado debe permanecer esa energía.

Creo que todos alguna vez hemos tenido una experiencia parecida, es muy 'humano'.

Saludos Emejota!
- Por cierto, cómo te fue de fiestas?

=)

4:43 p. m.  
Blogger José A. Peig-El múltiple said...

Y también cabe la posibilidad de que eso que llamamos alma no exista con independencia del "soporte" físico.

8:32 p. m.  
Blogger emejota said...

En cualquier caso, la "aparición" a la que hago referencia ha vuelto por lo visto de un "más allá" que yo suponía definitivo... No sé si entristecerme o alegrarme por ello. O, simplemente, hacer como si nada...

10:48 p. m.  
Blogger emejota said...

Saludos Mozartiana! Las fiestas ya son historia, benditas ellas. Hubo algún momento aislado que casi pueden conmigo aunque, afortunadamente para mí, supe mantenerme firme: que le despierten a uno en un tórrido amanecer de Julio al son de trompetas, trombones y bombos entonando el "Jingle Bells" (!!!) es una prueba límite. Si la superas sin que la respiración se agite entonces has ascendido un peldaño en la escala hacia la perfección espiritual :)

10:54 p. m.  
Blogger Rachel said...

Siempre nos enfrentamos a "Apariciones" que creíamos enterradas en el más allá. vuelven en forma de prueba. Para comprobar si de verdad las hemos superado. Pero como toda aparición siempre nos remueve algo por ahi dentro.

11:12 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home