12 diciembre 2006

Apoyos

Cuando pongo la cam mi sobrino Carlos se me sube a las rodillas para verse en pantalla y se pone tan contento que te estruja entre sus bracitos. Con afectos como el de Carlos las cosas se vuelven más fáciles estos días tan raros. Tengo delante cinco citaciones para diversas pruebas y consultas hospitalarias que se sucederán los próximos días antes de Navidad y mientras tanto me han dicho que me acueste antes por las noches por no sé qué de los ritmos biológicos y que tome unas pastillas. Aunque me acueste antes a veces me quedo dormido también durante el día y otras se me dispara el pulso hasta las 140 y me entra una ansiedad y una desazón terrible. Yo me sorprendo de ambas cosas porque no alcanzo a encontrar una causa que las justifique. En la conversación suelo tener unos lapsus notables porque de repente me quedo en blanco y lo mismo me puede pasar a la hora de escribir: hilvanar dos frases me supone un esfuerzo considerable y entonces lo borro y en otros momentos, como ahora, la cosa parece salir sin esfuerzos y aprovecho. Por eso digo que es raro. Es raro tener que contestar unos mails y que me sienta incapaz a ratos y les vaya dando salida a cuentagotas y es raro que me pierda en un simple diálogo televisivo pero luego pueda asimilar con nitidez un capítulo de un libro. Va todo como a síncopas, como el ánimo, que a veces baja y otras sube. Pero mientras tanto me he propuesto obedecer a los médicos en todo para que luego no digan.


8 Comments:

Anonymous Miguel Cane said...

Pues nosotros (yo)
seguimos aquí, acompañándote aunque sea de lejos.

Nuestro afecto, si bien no se equipara al de Carlos, lo tienes no a cuentagotas sino grande y frondoso.

Y esperamos (espero) que todo siga adelante bien, que las fiestas sean buenas y que haya muchas risas y gozos.

De veras que sí.

Una bandeja de Panteras Rosas, you know.

M

4:03 p. m.  
Anonymous chema said...

Coño, Mariano. No nos asuste.
Espero que esas pruebas le salgan bien y que le toque la lotería.

4:54 p. m.  
Anonymous Marta said...

Hola Mariano!!!!!!!
Yo te mando un abrazo igual de grande que el de Carlos y mucha fuerza!!!!!!!.
Un abrazo muy muy muy muy fuerteeeeeeeeeeeee
Marta

9:58 p. m.  
Anonymous Every said...

Deseo de corazón que todas las pruebas salgan bien.

Que guapo está Carlos, jo!
Desde luego con un abrazo como ese a uno se le tienen que pasar todos los males.

Un beso y un abrazo.

2:46 p. m.  
Blogger muskarias said...

Cuando se pase todo,desaparezca el stress y la incertidumbre no sólo podrás hilvanar las frases sino bordarlas.Cuando se anda "entre médicos" parece que se pierde el norte pero luego todo es mejor que lo que uno se ha imaginado, ó por lo menos eso es lo que espero.Pronto iré por allí y ya me cuentas mas despacio.
Mucho ánimo y un fuerte abrazo.

9:03 p. m.  
Blogger emejota said...

Gracias por los afectos, de corazón. Los afectos hacen efecto siempre.

12:55 a. m.  
Anonymous Patricia said...

Querido Mariano:

Todas mis fuerzas para ti

Un abrazo muy fuerte,

Patricia

10:48 a. m.  
Blogger CELUSCELI said...

No te apures Mariano.

Lo que te pasa a tí, y en situacion similar a la tuya, a mí, tan bien me ha pasado.

Sin que tu lo quieras y lo puedas contralar entras en un estado de estres y ansiedad que te invalidan para hacer cosas que antes hacías con fluidez y para las que no tenías ningun problema.

Es muy jodido sentirse así, pero no desanimes. Piensa que mañana vendra un día mejor y una vez que tengas el resultado de tu "mega chequeo médico" salga lo que salga, ya podras situarte y tomar posiciones para enfrentarte a un nuevo reto.

LA VIDA ES UNA CONTINUA LUCHA, PERO HAY QUE VIVIRLA Y BUSCAR ESOS MOMENTOS DE DICHA QUE NOS HACEN SENTIRNOS FELICES.

¡SUERTE Y AL TORO!

10:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home