13 diciembre 2006

Milagro

A quince días de finalizar el año Mozart nadie nos ha dicho todavía dónde reside el milagro de esta música asombrosa. Por si alguien se anima a buscar la respuesta, las partituras de la edición crítica de la integral de la obra mozartiana pueden consultarse en Internet y descargarse en archivos .pdf desde ayer. Gratuitamente. La (imprescindible) dirección es:


En el momento de escribir este post la página está sobresaturada y un aviso pide disculpas por las obras de ampliación de tráfico y de plantilla que hay que hacer para poder servir la música que han solicitado medio millón de personas en sus 12 primeras horas de (estresante) vida. Desde luego, se trata de un acontecimiento memorable: ni más ni menos que la digitalización de los 125 volúmenes de la NMA, la edición oficial de la obra del compositor, una obra monumental que se empezó en 1954 y que arroja 25.000 páginas de música impresa y 8.000 de informes críticos. Los derechos han sido adquiridos a Bärenreiter-Verlag por la Internationale Stiftung Mozarteum y volcados a la red por el Packard Humanities Institute de California.

Hace unos años la siempre exquisita Bärenreiter facilitó algo las cosas al anunciar una edición de bolsillo a la que el nombre no le pegaba mucho: ni el precio (muchos dígitos) ni el tamaño de los volúmenes (unas 1000 páginas cada uno) cabían precisamente en un bolsillo y además los tomos eran poco manejables: nada más abrirlos, aunque lo hicieras con mimo, el lomo se llenaba de cicatrices. Para alguien que sufre viendo desmayarse hacia atrás un folio grapado a otro, lo de las cicatrices del lomo puede llegar a ser una experiencia traumática.

Pero ahora está ahí, al alcance del ratón. Click, click. La misma edición. Toda. Y para todos. Una gozada. Tener a mano la NMA supone el acceso a un inmenso y exhaustivo trabajo de investigación y restauración que bucea hasta la raíz de las fuentes para sacar a la luz bocetos, apuntes, ideas desechadas, ideas recicladas, versiones alternativas, reorquestaciones... De paso brinda la oportunidad de conocer aquellas obras del catálogo mozartiano de menor difusión y sustituir, al fin, a la anterior edición Breitkopf del siglo XIX, que todavía circula mucho porque sale tirada de precio aunque se come pasajes enteros, tiene las claves antiguas y hace cosas raras de vez en cuando.

Un acontecimiento excepcional.


3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Acabo de verlo y aún estoy sin poder cerrar la boca :-o

11:50 p. m.  
Anonymous Ferre said...

Gran noticia e impresionante por el tamaño y calidad de la web (a ver si resuelven sus problemas con la lógica saturación de tráfico). Sólo le pongo una pega (por ser chinche, que lo llevo en la sangre): que las descargas del PFD sólo se pueden hacer movimiento a movimiento... y asemás únicamente (a lo que se vé) después de cargarlo en el navegador.

Saludos,

Ferre

2:36 p. m.  
Blogger Diana Carolina said...

Increíble!

Aunque se termine su año, lo mozartiano nos dura para toda la vida y aun más!

Por cierto, qué encantadora la foto de Carlitos contigo =) y... ya viste la nueva imagen de mi blog? jeje =P

Beso y fuerte abrazo, querido Mariano!

7:11 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home