19 diciembre 2006

Susto

Ayer me llevé un buen susto a primera hora de la mañana. Afortunadamente sucedió cuando me dirigía al hospital para las pruebas que me han empezado a practicar. Me llevaba mi madre en el coche cuando en cuestión de segundos noté que se me agarrotaban las extremidades y que la percepción de la visión era muy confusa en el sentido de que no podía discernir con claridad si las cosas que veía a través de la ventana estaban cerca o lejos. Al llevarme la mano a la cara noté que tenía zonas de la misma totalmente insensibles, una sensación parecida a cuando el dentista te anestesia. Lo peor vino cuando quise tragar saliva y ví que tampoco podía y me entró un ahogo y, como es natural, un pánico considerable. Lo siguiente que recuerdo es ir conducido en una camilla a Urgencias entre convulsiones de brazos y piernas y las preguntas de los médicos y mi incapacidad para que las palabras que formaba en mi cabeza salieran de mis labios, lo cual aumentaba mi angustia ante lo que me pudiera estar pasando. Reconozco que fue un rato horrible porque sentí un miedo y un pánico atroz que me resulta muy difícil de describir.

Las primeras pruebas arrojaron unas cifras de hematocrito que están 11 puntos por encima del máximo referencial, lo que indica que la sangre es muy espesa y eso puede ocasionar que no circule bien y que esté produciendo pequeñas isquemias. Una vez estabilizado me aconsejaron un pequeño ingreso más que nada por la desazón que me había producido la crisis a la espera de más pruebas antes de practicar una solución transitoria (la vieja práctica de la sangría) que favorezca una circulación más fluída. En esas estamos. El objetivo en primer lugar es evitar el riesgo existente de que se produzca un accidente vascular mayor y de que yo me encuentre algo mejor y más tarde estudiar las razones que expliquen por qué el organismo está fabricando tanta sangre. Y después comprobar si hay algo más. Yo creo que cada vez son más las evidencias que apuntan al tratamiento como causante de estos problemas, aunque todavía es pronto para saber si se trata de un efecto de rechazo que poco a poco ha ido en aumento hasta quedar evidenciado en estos síntomas o si el producto ha terminado por causar un problema orgánico.

De momento sólo puedo decir que al menos he dormido tranquilo aunque todavía tengo la cabeza espesa y estoy escribiendo este post con esfuerzo por lo que no lo voy a alargar mucho. Pero no quería pasar, aunque no lo van a leer, sin anotar mi agradecimiento de corazón al personal por la celeridad y la preocupación pero, sobre todo, por el afecto. Una simple sonrisa, una frase amable, una mano acariciando la cabeza o el ofrecimiento de un vaso de zumo fresco en el cuartito de las enfermeras se convierten en gestos inolvidables en momentos de tanta incertidumbre, miedo y confusión. Porque al final, más allá del dolor y del sufrimiento, esa es la cuestión esencial: ¿qué está pasando?


11 Comments:

Anonymous toni said...

ánimo. es lo único que, desde la isla de la calma que ya no lo es, puedo decir. una palabra amable, una sonrisa ;), aunque sea virtual, y un zumo de las naranjas del huerto, que están de rechupete y tienen un mogollón de viaminas. cúidate, por favor, y deja que te cuiden.
un abrazo \(^o^)/

2:11 p. m.  
Anonymous rmf said...

ánimo, MJ. Me tranquiliza saber que estás en buenas y amables manos,

un abrazo

2:50 p. m.  
Anonymous Miguel Cane said...

Querido Mariano,

coincido con Toni, en todo.

Te queremos, y te queremos bien.

Descansa and don't panic.


Abrazos fuertes.

M

3:57 p. m.  
Anonymous Olga said...

Hace tiempo que no te escribia, pero sigo leyendo cada día tu blog. Es increible tu fuerza y entereza ante las dificultades y me ha ilusionado el que lo escribas. Te deseo te recuperes sobre todo del susto y por supuesto de lo demás.
¡¡Felices Navidades!!.
Un abrazo

5:42 p. m.  
Anonymous crishu said...

Yo no acierto a decir más que también estoy aquí, en este rincón pero ahí,cerquita.
Que te pongas bueno pronto.
Beso/abrazo :)

10:26 p. m.  
Anonymous Fernando said...

Mariano: tú que eres un músico genial, nos podrás ayudar: ¿qué tipo de acorde se puede usar para expresar con música un abrazo de amistad, paz, consuelo y apoyo?.

12:11 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

(un abrazo enooooorme)

9:21 a. m.  
Blogger Diana Carolina said...

Un enorme y cálido abrazo, querido Mariano!

De corazón, espero tu pronta mejoría.

=)


D.C.

6:04 p. m.  
Blogger Rachel said...

(el abrazo enooooorme era mío, ultimamente el blog me deja en el anonimato)

10:24 p. m.  
Blogger emejota said...

Una vez más me conmueven vuestras palabras y no sé bien cómo agradecerlo.

Tony: una sonrisa virtual no deja de ser sonrisa y hay veces que uno la percibe con nitidez. Hay sonrisas reales que al final son de plástico. La isla de la calma es un conjunto de palabras sumamente confortable y cuando encuentro uno de esos rincones de palabras lo suelo repetir por lo bajini muchas veces. Me cuido, lo intento, y dejo que me cuiden. El "por favor" me emociona un poco. Estos días me pasa mucho. Un abrazo.

rmf: a mí también me tranquiliza sentirme en manos amables. Cuando la medicina duda al menos que queden las manos amables. Un abrazo.

Miguel: lo sé, Miguel, y el sentimiento es mutuo. Intento descansar porque la verdad es que estoy cansado casi todo el día. Lo del temor pesa un poco más. Abrazos.

Olga: si sigues leyendo cada día verás que últimamente el blog es un poco monotemático y a trompicones. Pero en el fondo un blog es un diario personal y como tal creo que debe reflejar lo que hay y lo que ocurre. Un blog es el reflejo de la vida fuera de la pantalla: hay rachas, épocas. Lo de la entereza no sabría qué decirte, sinceramente. Muchísimas gracias por tus deseos y Feliz Navidad para tí.

Crishu: no es poco lo que aciertas a decir así que por mi parte celebro mucho tus palabras. Beso/abrazo

Fernando: ¿músico genial? debes referirte a que a veces me pongo de mal genio :) Yo colecciono acordes en un librito imaginario que guardo en un estante de la memoria: hay un acorde en "La Isla Alegre" de Debussy que cautiva a los sentidos todos. Yo estas tardes me adentro en los quintetos para cuerda de Mozart que son un ecosistema perfecto y equilibrado donde el uso del contrapunto pone el "ay" de lo precioso.

Raquel: es cierto, ya me di cuenta ayer pero pensé que te estabas cambiando de ropa o algo mientras tanto y el blog no sabía quién eras :)

Otro abrazo enorrrrrrme.

Diana: de corazón, gracias. Se nos acaba el año Mozart pero eso no nos importa a quienes todos los días de todos los años celebramos que esa música milagrosa enriquezca nuestras vidas, no te parece?

12:20 p. m.  
Blogger CELUSCELI said...

cerrar los ojos.

relajarse.

crearse la ilusión de que mañana será mejor.

aprovechar cualquier atisbo de cariño que nos llegue.

a través del Blog, a través del personal sanitario, de tu familia, de amigos....

todo, todo sirve en momentos como los que estas pasando.

no me digas por qué, pero pero intuyo que todo va a ir muy bien.

tiempo al tiempo.

en unas semanas este blog cambia de aires.

solo toca esperar.

esperar activo, receptivo.

mis deseos ahora y siempre para ti y todas las personas que te siguen:


¡ s a l u d y a m o r !

el amor y el cariño son una buena medicina para curar los problemas de salud.


YO TAMBIEN TE MANDO UN ABRAZO MUY MUY FUERTE.

ABRAZO LLENO DEL CARIÑO Y EL RESPETO QUE TE MERECES.

11:25 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home