21 febrero 2007

Notas

"La ficción es como una tela de araña, quizá sujeta siempre de modo muy ligero, pero en todo momento sujeta a la vida. Y esa ligazón es apenas perceptible"

Virginia Woolf, "Una habitación propia"

Hay quien asegura haber visto al joven Malvás algo decaído estos días. He mirado por si acaso pero eso no venía en mis notas.


Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Miguel Cane said...

Ah, pero es que ese es el secreto de lo que hacemos.

Narrar(nos) la vida.

¡Abrazos!

1:40 a. m.  
Blogger muskarias said...

Como verás para mí,oir hablar del joven Malvás, es como un reclamo, lo nombras y aparezco, no lo puedo resistir y eso sin yo saber quien es.
Un abrzo

1:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No comprendo bien lo del joven malvás solo se que me gusta cuando escribes de él. Eres escritor emejota?

1:58 p. m.  
Blogger emejota said...

Si te sirve de algo, anónimo/a, yo tampoco lo comprendo.

No, no soy escritor, ya me gustaría. Pero no se lo digas al joven Malvás, sobre todo estos días que dicen que anda decaído.

3:58 p. m.  
Blogger emejota said...

Es que así es Malvás, Muskarias. Haces bien en aparecer, mira a ver si puedes traer algún paracetamol a algo que me da que el decaimiento va a ser cosa de algún catarrillo.

Un abrazo

4:01 p. m.  
Blogger emejota said...

O narrar(me) la suya. Miguel.

O re-crearla.

O proyectar la mía en la suya.

O proyectar la vida que hubiera querido para mí en la ficción de la suya.

Como ves, muchas "oes".

La cuestión es: ¿qué hacer cuando se tiene a un personaje delante?

Abrazos.

4:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home