07 mayo 2007

Recomponer

Parece que me he ido pero desde el viernes no me separo de esta pantalla. Es que estoy haciendo un experimento sociológico, como diría la Milá (Mercedes, no la casa de Gaudí) aunque todavía es pronto para dar detalles. A su tiempo. Luego es que sopla estos días un fuerte viento norte que, personalmente, me parece maravilloso pero es que el médico me dijo que hasta que no termine de adaptarme al elixir 2.0 pues que me cuide. Pero sobre todo ha sido porque empecé a pasar partituras viejas al ordenador y antes de darme cuenta ya las estaba re-componiendo en el sentido más amplio del término (que incluye el musical).

Por cierto que ya le he puesto los cuernos al Sibelius.

(Sí)

Es que fue abrir unos viejos archivos en Finale y me miró como diciendo: ya, ya, desde luego... Y quizá movido por los tocamientos (de teclas) de los últimos días con el Sibelius va y resulta que descubro cosas nuevas en el Finale. Ya ves. Después de siglos! El viernes por la tarde me llamó un amigo mío y me dijo: traidor. Así, de sopetón y remarcando la erre final para darle mayor efecto. Es porque se había enterado del affaire Sibelius-Finale. Luego me dijo que me hablaba desde debajo del piano de cola. Es que yo tengo un amigo que a veces se le fastidia la espalda y entonces se tiene que tumbar en el suelo a lo largo y lo que hace es tumbarse debajo del piano de cola y si se aburre te llama. Un piano de cola es lo que tiene: espacio (debajo).

Por el momento es todo. Más información en próximos posts y en los boletines horarios de la radio. Les dejamos con el resto de la programación.


4 Comments:

Anonymous sergio said...

ya estoy de vuelta, que extensa es España!. Por supuesto que puedes preguntar, yo encantado, espero saberlo, pues ya dejé los trenes hace unos años, pero me siguen encantando.

12:49 a. m.  
Blogger emejota said...

Pensaba que todavía estabas en ello, sergio. Era por una curiosidad que tengo sobre un tramo de vía cercano a Zaragoza. De un año a esta parte, justo entre los mismos kilómetros, los trenes reducen la velocidad notablemente... y es una recta. Y me mosquea por partida doble: porque se hacen eternos y porque es inevitable preguntarse si es que ese tramo no es seguro...

Gracias de todas formas.

(los lectores dirán, y esto a qué viene? Pues viene de otro post, tranquilos)

12:56 a. m.  
Blogger Rachel said...

¿estás jugando a dos bandas? :-o

(mmmmm...ten cuidado joven padawan)

10:11 a. m.  
Blogger Eram said...

Que grandes soys el insigne y tu jeje ;)

Un abrazo

8:24 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home