11 septiembre 2005

Adaptación

Estoy trabajando este fin de semana en una adaptación del texto de la "Historia de un soldado", de Igor Stravinsky, que pondremos en escena a finales de Octubre en la versión de 1918 para clarinete, violín y piano. La música acompaña aquí a la escenificación de una historia que protagonizan un soldado que regresa de permiso a casa y el mismísimo diablo que le sale al encuentro para tentarlo de mil maneras. Esta vez no me ocupo de la parte musical sino que me (pre)ocupo por la representación de la historia en escena. En la obra hago de narrador y de soldado, ya veremos a ver cómo salgo de este desdoblamiento de personalidades, y a mi amiga Raquel le ha tocado hacer de diablo. Un día le llamé al móvil para preguntarle si estaría dispuesta a montar un recital para violín y piano de Mozart y me dijo que sí y a los pocos días le volví a llamar para decirle que íbamos a hacer un pequeño cambio: en vez de las sonatas tienes que hacer de diablo en Stravinsky, le dije. Hubo un segundo de silencio, dos de risas y luego dijo: Muy bien, vale.

Eso es una amiga.

Así que en Octubre nos vamos a volver a ver en escena (lo cual para mí es un placer) pero en vez de mirarnos de reojo para darnos la entrada en el Allegro de la K. 304 tendrá que acercarse sigilosamente por detrás mientras estoy sentado a la mesa, poner su mano en mi hombro y decir a mi oído: "Dame tu violín". Y a partir de entonces me veré metido en una serie de aventuras que me complicarán bastante la existencia. Así que ahora que estoy trabajando en la adaptación estoy dándole vueltas a la posibilidad de que el soldado le diga que no o que le de otra cosa en vez del violín, a ver si se conforma y las cosas me van mejor.


3 Comments:

Blogger Rachel said...

:-o Lo primero que debería decir es GRACIAS. Por incluirme en estel y por darme la oportunidad de hacer algo diferente. Dejar a un lado el violín y tomar parte en la música de una manera diferente. En mi cabeza empiezan a formarse escenas de "La Historia de un soldado".. No has pensado si resultará peligroso tanto desdoblamiento de personalidad... Grumiaux, Aldonza, el diablo...
Para tu tranquilidad yo te diré que no, todo esto lo que hace es enriquecer a la persona, porque comienzas a ver las cosas desde distintos ángulos y eso nos aleja del color gris ( que ya sabes que no me gusta nada)
De momento no me han salido los cuernos de diablesa pero...todo empieza a ser real (ja ja ja)
Un beso y de nuevo GRACIAS.

6:01 p. m.  
Blogger Rachel said...

vaya, el ordenador ha hehco de las suyas :( Se ha comido parte de la primera frase.
"Por incluirme en este papel virtual..."

6:02 p. m.  
Blogger Jeremy Fox said...

Espero que avises con tiempo del día y del lugar del estreno. Temo que seguramente me queden lejos como para acercarme pero nunca se sabe...

8:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home