27 agosto 2006

Comentarios

Este post terminará hablando sobre los comentarios del blog pero va a empezar comentando otras cosas.

Por ejemplo.

Hoy hace la friolera de 65 años que mi abuela se casó. Lo ha soltado a mitad de la comida. Antes sólo había comentado que al salir de casa esta mañana casi le ha dado frío y todo; después sólo ha vuelto a comentar que al salir de casa esta mañana casi le da frío y todo. Han sido los únicos comentarios. Yo he pensado que igual estaba un poco tristona por los recuerdos y eso o igual simplemente estaba callada porque recordar 65 años debe ocupar lo suyo. Mirémoslo de esta manera: el día que mi abuela se casó, la Warner Brothers todavía no tenía cerrado el reparto de "Casablanca". Ahí es nada. (Es curioso que utilicemos expresiones como ésta, "ahí es nada", para referirnos a 65 años). Ayer por la noche venía de cenar dándome un paseo y me adelantaron unos recién casados todavía vestidos de novios y ya iban discutiendo. Ahí me parece que igual encaja mejor lo de "ahí es nada", aunque nunca se sabe. El caso es que, ¿qué es de Bogart, Bergman (Ingrid), Rains, Lorre y Curtiz? ¿qué de los hermanos Warner?

Nada.

Pero también es verdad que todavía nos queda París... y mi abuela comiendo ensalada.

Luego está lo de esta mañana.

Comprar el periódico en un sitio que no es un quiosco de periódicos sino una librería multi-usos tiene sus ventajas, sobre todo si es domingo: puedes quedarte mirando el escaparate y a la vez que ojeas las novedades ojeas si el horizonte está despejado. Es una buena estrategia porque dentro estaba, de nuevo, el maligno en persona, ¡horror! ese hombrecillo canoso de apariencia pusilánime al que dediqué en su día un post (me da pereza buscarlo así que no pongo el enlace) y que convierte en angelito de la guarda al mismísimo Tony Soprano. Para colmo se dirigía a la puerta en ese mismo instante así que he recurrido a la estrategia número dos: me llaman al móvil. La estrategia número uno es mirar de reojo por el escaparate entre libro y libro y la estrategia número dos es hacer como que de repente me llaman al móvil y digo sí, dime dime, sí, bueno, muy bien, perfecto, no no, de verdad, me viene bien, de acuerdo, en unos veinte minutos, te parece? vale, sí sí, sin problema, bueno, nos vemos, venga, hasta ahora.

Y ya está.

El periódico de los domingos vale un poco más caro y además tiene sus riesgos.

Y luego viene lo de antes de comer pero después de lo de esta mañana: lo de antes de que mi abuela comentara que hoy hace 65 años que se casó pero después de lo del periódico. Y es que me he puesto a hacer limpieza en el blog: suprimido los post que en su día quedaron en la nevera sin terminar de cocerse con la etiqueta "borrador" y que ya han caducado, clasificar la (abundante) correspondencia que "La Idea del Norte" origina vía e-mail (sí, amigos, hay vida más allá de los comentarios que aparecen en pantalla) y alguna cosilla más y he aquí que llegamos al momento que se anunciaba al principio, cuando decía que este post iba a terminar hablando de los comentarios del blog después de comentar otras cosas.

Me he dado cuenta de una cosa muy curiosa: según la estadística del blog, hay personas que llevan un año visitando a diario "La Idea del Norte" y jamás han hecho un click en los comentarios. Cabría pensar que lo que leen no les interesa pero si vuelven a diario es que algo les interesará, digo yo. Entonces, cual directivo de televisión examinando las audiencias de la noche anterior, me preguntó acerca de las posibles razones del desinterés que un sector de lectores muestra por lo que otro sector pueda opinar (hay un tercer sector, mayoritario, que no opina pero lee los comentarios). Y se me ocurren dos posibles respuestas: la primera (la acabo de apuntar) es que hay lectores a quienes les da igual lo que digan los demás acerca del post del día; con el post ya tienen bastante. Parecen no contemplar la posibilidad de que los comentarios puedan ser un lugar de debate donde el post termine de completarse. La segunda posibilidad es tan sencilla como plausible, que todo puede ser: que haya quien no haya reparado en que existen los comentarios.

Pues existen.

Se hace click sobre ellos y sale una ventanita donde se pueden leer las opiniones de la gente. Esto me recuerda que no hace mucho recibí un mail donde se me sugería que interrogara a los comentaristas en lugar de limitarme a responderles, para suscitar un diálogo, un posible debate. Y el mail añadía una sutil llamada de atención: "como antaño".

(hmmm...)

En resumidas cuentas: que hay gente que puede contar que se casó hace 65 años (y siempre quedará París), que no está de más recordar que el mal está entre nosotros (pero siempre puede salvarse uno agarrándose al móvil) y que un blog es, también, un espacio abierto (eso siempre).

As Time Goes By...


20 Comments:

Anonymous V said...

La próxima vez, lo que podrías hacer cuando vayas a la tienda del periódico por si te encuentras de nuevo con ese ser "maligno" que describes, podría ser llevar en un botecito agua bendita y sin que se de cuenta echársela por la espalda.

¿Quien sabe? A ver si va a salir humo y va a bufar como un gato y entonces si que tendrás que llamar por el móvil, pero a algún sacerdote.

Si el caso fuese de hablar en otros idiomas y cosas del estilo ya veríamos lo que hacemos. Entonces igual llenamos una piscina cercana y lo metemos a él y a unos cuantos curas, que seguro que pasaría lo mismo.

;b

Un saludo.

Y con esto.. queda inaugurado los comentarios de este post. Cuando quieran están ustedes, señores lectores anónimos, invitados a pasar si así lo desean.

;)

6:27 p. m.  
Blogger Eram said...

AH! MALDICION! TE ME HAS ADELANTADO V! He abierto la pagina y no habia ningun comentario y cuando he cliqueado en "0 comentarios" ahi estaba el tuyo ;).

Pues aqui te dejo otra respuesta que ya sabes que siempre que se que responder respondo, si no no respondo claro... No nos quites el blog eh? ¡que dure, que dure!;).

Un abrazo!

7:13 p. m.  
Blogger Rachel said...

los seres malignos pululan y aparecen cuando menos te lo esperas, ese es su gran don. Y yo quiero dejar un comentario de domingo sin NINGÚN error que luego pasa lo que pasa.

(una pantera rosa y una cocacola)

7:31 p. m.  
Blogger emejota said...

¿¿¿echárle agua por la espalda???

¿¿Al tipo éste???

(lo que faltaba!)

Lo mejor es huir,
huir,
huir.

Lejos.

En serio.

(PD: me ha dado hasta un escalofrío)

Un abrazo... estremecido

;)

1:00 a. m.  
Blogger emejota said...

Hola Eram:

Nooo, no voy a quitar el blog. Es probable que antes se cansen los lectores y yo siga erre que erre hablando con la pared. Aunque alguna vez creo que he dicho que el post final está escrito y convenientemente guardado... desde el segundo día de vida de este blog! Cosas de empezar la casa por el tejado...

Pero todavía queda pila para rato (advierto!)

;)

Un abrazo

1:03 a. m.  
Blogger emejota said...

(activando modo "disimulo descarado")

Oye Raquel: comentario de domingo sin NINGUN error? hmmm, no lo pillo, chica...

(modo "disimulo descarado" desactivado)
________________

(Activando modo "paranoías varias")

La pantera rosa no la guardes en la nevera que el colorante ese seguro que es más cancerígeno en frío!

(modo "paranoias varias" sin desactivar, por si acaso)

;)

Un abrazo

1:10 a. m.  
Blogger Miguel Cane said...

Querido Mariano:

¡Ah!
Pero es que los comentarios son como los reflejos que vamos dejando: rastros, pruebas ontológicas de nuestra existencia:
juegos espléndidamente armados donde todo mundo gana.

Al menos así son los comentarios en tu blog.

Por otra parte, admiro tu dedicación, eso que ni qué, home.

¿Qué puedo agregar?
Cada comentario me recuerda una fracción de la Alicia de Carroll:
"Él formaba parte de mi sueño, por suspuesto...
...pero yo también formaba parte del suyo."

Un abrazo trasatlántico de
MC

(Que debería resucitar su blog, además de seguir volviendo como por canciones Ella Fitzgerald o Marianne Faithfull, al tuyo).

5:40 a. m.  
Blogger Miguel Cane said...

Bueno, pues eso.

Lo he resucitado.

¡Y es tu culpa!

A ver si te gusta, pues.

Un abrazo, Mariano.
Y nuevamente, Gracias por dejarme ver lo que no había descubierto aún teniéndolo frente a mi nariz.

MC

9:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo te sigo. Como sigo a tus "comentaristas". Cualquier día de éstos me lío la manta, me invento un seudo (lo que cuesta) y participo con más frecuencia. Disfruto como ese niño que (creo) nunca he dejado de ser.
De momento dos cosas:
1.- Cuidado con el agua bendita. Es peligroso jugar con esas cosas. Basta con leer esta columna de Millás:
http://www.durgell.com/item/2005/9/23/coincidencia
2.- Esto me lleva al Diablo. ¿Qué extraño pacto tienes con "el maligno" que no cazo ninguna errata en tus textos?
Yo, en cambio, siempre estoy equixvocándome.
Un abrazo.

10:42 a. m.  
Anonymous EFEjota said...

¿pero cómo? ¿aún se venden las panteras rosas?¡¡!! qué alegría, ¿dónde, dónde! Sera cuestión de quitarse unos 10 de años de vida para rememeorar la vida de los 10 años. ¿Si es en caliente entonces sale la de los 5 años?

¿compartirias algunas cifras de esas estadísticas? ¿cuantos somos o estamos por estos lugares? Simple cuirosidad, y de todas formas, ya se sabe que las estadísticas mienten ¿o eran las encuestas?

Lo que no vendría al caso aquí es un "sin comentarios".

8:04 p. m.  
Blogger Miguel Cane said...

efejota:

Yo he comprado Panteras Rosas (por caja) en el Supermercado del Corte Inglés, cuando voy a Gijón.

Supongo que no será privativo de Asturias solamente...

[perdonar que meta mi cuchara donde no me llaman]

¡Qué éxito, Mariano!
Abrazos

8:34 p. m.  
Anonymous V said...

Se venden en todos los supermercados (TODOS), todas las gasolineras (que tengan tienda, claro) y el 85% de tiendas de comprar el pan y primeras necesidades.

Como ha sido desde siempre.

;)

P.D: Acompañan trigretón (1 y 2 unidades, igual que la pantera), e incluso Bony en ciertos sitios. Bucanero se extinguió.

P.D: No me patrocina panrico ni me da comisiones. Por si pudiese parecer más que nada :DDD

P.D: Por descontado queda que Phosquitos (o como narices se escriba) y bollicao siguen siendo compañeros de estantería también.

9:20 p. m.  
Blogger emejota said...

Hola Miguel!

Celebro ser el "culpable" de la resurrección de tu blog, por el que ya me he dado un primer paseo ;)

Un fuerte abrazo desde estas latitudes!

3:41 a. m.  
Blogger emejota said...

Hola anónimo:

Participa siempre que quieras, con o sin seudo. A mi no me cuesta inventarme seudos pero me origina problemas, sobre todo si el nick hace referencia a algún personaje: le imito la letra. Sí, como suena. No lo puedo evitar. Hay quien es imitador de voz; yo me meto en el personaje que sea por escrito... Por eso me puse emejota: para imitarme a mí mismo y ver qué me digo ;)

A dos cosas, dos respuestas:
1. Para benditas, cualquier columna de Millás (que no sé si es maestro o mago, o las dos cosas a un tiempo). Son un juego delicioso y además no encogen con la lluvia...

2. No cazas erratas en mis textos porque disimulan, se portan bien. Si fuera un día de los que me pilla depre te diría que, en todo caso, para errata, yo, pero es que hoy no toca... :)

Un abrazo.

3:53 a. m.  
Blogger emejota said...

Hola efejota:

¡Cómo! ¿que no sabías que todavía venden panteras rosas? ¡Pero hombre, qué iba a ser de nosotros sin ese manjar!

Compartir las estadísticas? Hmmm, vale. ¿Por cuántas panteras rosas??

:)

No sé si mienten las estadísticas pero desde luego, si les hacemos caso, la gente no se ha ido de vacaciones este Agosto. Y si se ha ido, se ha llevado "La Idea del Norte" en la maleta, por lo que se ve. Llevamos un agosto calentito de visitas, la verdad.

Un abrazo.

4:00 a. m.  
Blogger emejota said...

Tema repostería:

Hola de nuevo Miguel! Afortunadamente, la pantera rosa está presente en las estanterías de todo el país, tal y como dice V. Las que no lo tienen deberían ser clausuradas de inmediato ;)

Y me da que somos pocos los que nos privamos, aunque sea de vez en cuando, de los placeres que provoca en el paladar. Y los que se priven... no saben lo que se pierden!

Hola V:

La extinción del bucanero fue una pérdida irreparable, reconozcámoslo. De hecho, creo que debemos guardar un minuto de silencio en recuerdo de ese sabor, de esa textura, de ese olor, de ese... Dios, se me ha hecho la boca agua! A saber la de conservantes ilegales y nocivos llevaría ese néctar de bizcocho para que lo retiraran del mercado... pero qué bueno estaba, leches.

(Oye! y Panrico es el del Bollicao! Que no te oiga el señor de Bimbo no vaya ser que se agarre un cabreo y nos deje sin pantera rosa que esto de la competencia genera muchas suspicacias!!)

Un abrazo.

4:14 a. m.  
Anonymous V said...

:b

9:44 a. m.  
Anonymous Jp said...

El miedo es una razón para no publicar...
Leerte cada dia es otra para saber que estas bien...

8:39 p. m.  
Blogger emejota said...

Dímelo a mí, jp...

Tu segunda frase me ha emocionado un poco pero tengo que confesarte que a veces me sale un post blanco y no estoy bien

(lo que pasa que entonces lo negro lo pongo entre líneas)

Hoy estoy (que no es poco).

Un abrazo.

11:53 p. m.  
Anonymous Jp said...

Cambiando una frase con tu permiso dire:
" como después de todo aún sueÑo, aún lo estoy"
Pd: Cuando tu post sale negro es muy facil iluminarlo...
se abre la nevera, coge uno la cajita azul y lee el prospecto:
"ideadelnorte@blogspot.com"
(y entonces uno comprende lo de xq la luz se enciende al abrir dicho electrodomestico...)
Es aquel farol del norte...

1:25 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home