15 septiembre 2006

Prólogo

"...como si supiera que al otro lado está el joven Malvás"
(Julio Mazarico/Manuel Arriazu)


Yo no sé si algún día llegaré a escribir un relato o una novela. Pero lo que sí sé es que su protagonista está en estos mismos instantes asistiendo a una clase de matemáticas.

(así empieza todo)


6 Comments:

Blogger Miguel Cane said...

Querido Mariano:

Siempre es importante un principio; es lo que atrae, atrapa, mantiene y sostiene.

Me gusta la idea de la clase de Matemáticas. (Será porque yo soy anaritme)
¿Que más sucede?

La novela que escribo comienza con un policía que vomita sobre un rosal.

Tengo un relato que comienza con una joven que atraviesa Times Square, con un móvil al oído, llora y corre, llora y corre...

Otro: Un poeta será asesinado de un solo tiro mientras lee su poema más célebre ante un público reunido. Su única hija lo intima, lo supone, acaso lo conjura.

Otro: Una mujer se encuentra en la calle con su amante y éste aunque la ve de frente, no la reconoce y la ignora.

Otro: Un niño descubre que al usar un antiguo antifaz de terciopelo negro, puede volverse invisible.

Hay muchos principios inesperados para todo:

Una clase de matemáticas
Una mirada cruzada en el tren
Una cena con mucha gente
Una canción tomada de una película.

Lo realmente importante es:
Los personajes se conocen.

Sean quienes sean; se conocen.
El narrador hace el resto.

Un abrazo hasta tu bosque y sigue, sigue contándome tu novela.

MC

6:38 p. m.  
Blogger lady violet said...

Claro es el momento mas aburrido en que jugando con los bolis y mirando atravez de la ventana te imginas algo que no tiene nada a ver con las funciones matematicas...
Un abrazo.
Viola.
ITALIA.
ps: eres la que en mi pais se llama "anima gentile".

7:22 p. m.  
Blogger HILDE said...

Me encanta tu blogger, di con el por casualidad, no creia en las casualidades hasta que me han ocurrido 2 cosas cuasuales.

Lo veo muy interesante y muy entretenido, no es el tipico blogger donde uno cuelga sus fotos y hace comentarios chorras y por ello me gusta mucho.

Saludos, Elisabeth. Barcelona

9:46 p. m.  
Blogger emejota said...

Querido Miguel:

Yo soy un entusiasta defenser y olfateador de las primeras frases de las novelas. Son fundamentales, ciertamente. De hecho, las colecciono. Este año se lleva la palma hasta el momento la frase introductoria de "Vredaman", de Unai Elorriaga:

"Las plantas, por ejemplo, no beben café con leche".

Eso es una frase de arranque, sí señor. Desconcertante, inesperada y, por eso mismo, sugerente e incitadora.

Pero lo del post mío va por otro lado... y escribo esto con una sonrisa en los labios al comprobar que se ha tomado por literatura lo que es una realidad literal. Como el asunto da mucho de sí me permito trasladarlo de lugar y convertirlo en post. Me pongo a ello en cuanto tenga un rato y te desvelo el suspense ;)

(la joven del móvil llora y corre...)

Un abrazo fuerte.

12:21 a. m.  
Blogger emejota said...

Bienvenida Viola:

(Yo creo que si estuviera en una clase de matemáticas, como me aburriría mucho, seguro, aprovecharía un despiste del profesor para preguntarte qué quiere decir "anima gentile")

;)

Un abrazo hasta Italia.

12:24 a. m.  
Blogger emejota said...

Hola Elisabeth, bienvenida tú también a "La Idea del Norte". Cada vez vamos siendo más y hay sitio de sobra. Me alegro!

A veces también cuelgo fotos y hago comentarios chorras, no te creas, pero si aún así el blog te gusta mucho pues... estupendo!

Sabes? Me parece me parece que el lunes voy por allí, por Barcelona y alrededores de escapada. Pero primero me tengo que asegurar que no me voy a encontrar con un tornado frente a mí (qué miedo!)

Un abrazo.

12:30 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home