14 marzo 2007

Telegrama

Como esta noche no podía dormir me he quedado leyendo a Pessoa y en el libro Pessoa decía que tampoco podía dormir pero lo decía de manera más bonita; tanto que se ha parado el reloj y ahora me despierto todo sobresaltado porque en cuarenta minutos tengo que estar en la consulta y todavía tengo que ducharme, desayunar, apuntar que quedan doce días para el cumpleaños de Peter y salir para el hospital. ¿Se puede saber entonces a qué te pones ahora a escribir? Pues mira, tienes razón.


2 Comments:

Blogger Rachel said...

correeeeeeeee

2:25 p. m.  
Blogger emejota said...

oye, no me pongas nervioso que ahora no encuentro las llaves!

12:53 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home