28 mayo 2007

Nocturno

Cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.

Cuando sale la luna,
el mar cubre la tierra
y el corazón se siente
isla en el infinito.

Nadie come naranjas
bajo la luna llena.
Es preciso comer
fruta verde y helada.

Cuando sale la luna
de cien rostros iguales,
la moneda de plata
solloza en el bolsillo.
...............Federico García Lorca

2 Comments:

Anonymous sergio said...

que bonito! veo escrito justo lo que he sentido en muchas ocasiones

que curioso.

11:05 p. m.  
Blogger emejota said...

Estoy contigo, Sergio, es una preciosidad. Hasta los espacios en blanco que hay entre cada estrofa son poema porque se necesita (al menos yo lo necesito) detenerse en ellos un rato después de recorrer cada grupo de cuatro versos.

11:38 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home