20 septiembre 2006

Crepúsculo

Estudio cromático: tres tonalidades.







4 Comments:

Anonymous Marta said...

Alaaaa!!!!!! nos has hecho caso!!!!!! y nos has puesto tres fotos!!!!!! qué majico. Muchas gracias!!! son muy bonitas y además transmiten mucha paz. Yo siempre opino que una imagen vale más que 1000 palabras ( pero bueno, tus palabras siempre valen mucho y veo que tus imágenes también, yo esque como no sé escribir pues de vez en cuando suelo hacer fotos y por eso me gusta mucho ver fotos, vamos que la cámara es mi compañera indiscutible en todos los viajes y me encantan ver las fotos de los viajes de los demás).
Te voy a contar un secretico ahora que no lo lee nadie, jajaja, tu blog me encanta y si además lleva fotos pues ya es PERFECTOOOOOOOO!!!!!!!!!!
Disfrutad mucho de los días que os quedan de vacaciones y un abrazo!!!!
pd:MUCHAS GRACIASSSSSSSSSSS por compartir con nosotros tu arte para contar las cosas de la vida diaria, de verdad que es una alegría para cuando entro a trabajar ver si has puesto algo nuevo.

11:59 p. m.  
Blogger Miguel Cane said...

Azul-Violeta-Rosa-Gris...

estos son los colores en el cielo y en el mar

unidos
por
siempre

misterio
de
misterios


Un abrazo hasta tu bosque errante:

M

12:45 a. m.  
Blogger emejota said...

Hola Marta:

Gracias por lo de majico :) Cuando el Mediterráneo se pone así, más que "majico" es mágico.

Yo no tengo conocimientos de fotografía pero reconozco que soy muy tiquismiquis para las fotos. Soy capaz de esperar y esperar para atrapar un instante determinado y a veces pasa al revés, que voy por ahí y de repente me digo: ahora!. Las fotos que saco para mí (las fotos más personales, como las que he puesto en el post) contienen más información de lo que aparentan. Habrá quien las mire y vea lo que hay, un atardecer mediterráneo; para mí, sin embargo, guardan intactas la temperatura, el olor y los sonidos; guardan también lo que hay más allá de la frontera del encuadre, lo que hay más a la derecha, a la izquierda, arriba y abajo. Las guardo sabiendo que mañana, o en el invierno, o en el mañana de algún año próximo sólo tengo que volver a mirarlas y todo volverá de golpe.

Un abrazo.

6:06 p. m.  
Blogger emejota said...

Misterio de misterios, sí. Yo creo que por eso la contemplación del mar nos deja algo perplejos, como en un bucle sin fin. A mí me pasa.

Un abrazo, Miguel.

6:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home