30 abril 2006

Amistad

Entre estas dos fotografías hay 20 años de distancia: la distancia que separa una tarde de verano en la que dos niños hacen travesuras delante de una cámara de vídeo casera de la mañana de hoy, en la que uno de estos amigos se ha casado.





Ellos son Félix, a la derecha de ambas imágenes, y mi hermano Cuco, a su izquierda. Nacieron el mismo año, con pocos meses de diferencia, y vivieron puerta con puerta desde que llegaron de la maternidad, segundo derecha, segundo izquierda. Para ellos, el pasillo que separaba ambos pisos era una extensión de su terreno común de juegos de infancia. Desde entonces no se han separado un instante, manteniendo una sólida amistad en la que cada uno ha estado presente en los buenos y los malos momentos del otro.

Durante 20 años he custodiado con especial cuidado y cariño la imagen de arriba y esta mañana todo mi empeño era volver a reunirlos delante del objetivo de la cámara. Como yo hago de voz en off de Kevin Arnold, supongo que ahora me tocaría decir algo para terminar el capítulo pero yendo a buscar un par de palabras resulta que me ha salido al paso media lágrima. Valga una cosa por otra esta vez.

Felicidad, Félix.


2 Comments:

Blogger Diana said...

Es curioso notar que tu hermano conserva la misma mirada y la misma sonrisa de la foto de hace 20 años, muy curioso. Te mando un abrazo.

8:38 a. m.  
Blogger emejota said...

Quizá la esencia de las personas no cambie aunque esté expuesta a la intemperie y a los elementos.

Otro abrazo para tí.

2:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home